VisionBody

VisionBody

Un sistema de entrenamiento exclusivo e innovador

¡Con VisionBody entrenas en 20 minutos!

La electroestimulación muscular es la forma de ejercitar los músculos mediante impulsos eléctricos generados desde un dispositivo y transmitidos, sin cables, a través de unos electrodos situados sobre los músculos que se quieren estimular. Los impulsos imitan la acción que proviene del sistema nervioso central, que es el que causa la contracción muscular.

La electroestimulación sumada al entrenamiento consiste en aplicar simultáneamente los estímulos eléctricos sobre los grupos musculares a la vez que se realiza un entrenamiento físico de poca duración (20 minutos) con el fin de potenciar los resultados del ejercicio que se efectúa incrementando la intensidad de trabajo. Con este método se consiguen activar más fibras musculares y intervienen más grupos musculares a la vez, entre 9 y 10, motivo por el cual es un trabajo mucho más intenso en menos tiempo. Con una sesión de 20 minutos se realiza el doble de ejercicio, equivaliendo a 40 o 50 minutos. Todo esto es gracias al hecho que con los estímulos aumenta la implicación de las fibras musculares superficiales, medianas y profundas (estas son las más difíciles de activar con la contracción voluntaria).

Sin embargo, los resultados de este tipo de entrenamiento dependen de factores como la edad, el tipo de metabolismo y la condición física.

 

Informate con el técnico de electroestimulación, Roger Ricart, enviando un mail a roger@ekke.es

Ámbitos de aplicación dentro de los entrenamientos personales:

 

  • Tonificación: aumenta el tono y la definición musculares.

 

  • Adelgazamiento: reduce la grasa y es un efectivo anticelulítico.

 

  • Hipertrofia: aumenta el volumen muscular y el tamaño de fibras.

 

  • Aeróbico: aumenta la resistencia y el consumo de oxígeno de las fibras musculares.

 

  • Anaeróbico: mejora la resistencia muscular de sufrir esfuerzos intensos y prolongados.

 

  • Fuerza explosiva o sprint: aumenta la fuerza y la velocidad de contracción muscular.

 

  • Masaje: enfocado a disminuir la tensión muscular y a recuperarse de lesiones.

 

  • Capilarización: aumenta el flujo sanguíneo de la zona y ayuda a la regeneración y la oxigenación musculares.

 

  • Endorfinas: actúa para liberar endorfinas y ayuda en la desaparición o reducción del dolor (dolor de cervicales, lumbalgias, epicondilitis…).