Una buena estrategia para empezar a tener cura la alimentación es EL MÉTODO DEL PLATO, uno de los métodos con más evidencia científica por su efectividad.
Te ayudará a equilibrar, variar y a saber la cantidad correcta de alimentos que hay que comer sin necesidad de pesarlos.

Se recomienda dividir un plato plano en cuatro partes:

-Dos partes (medio plato) para colocar verdura, hortalizas o ensalada. Hay que variar la forma de preparar y cocinar las verduras y hortalizas: crudas, hervidas o al vapor, al horno, a la plancha o parrilla, saltejades, al wok … evitando los fritos y enlucidos.

-Una parte (1/4 del plato) para colocar los farinacis: se pueden cambiar entre ellos, pero siempre respetando la porción del plato por defecto porque aporten la misma cantidad de hidratos de carbono.

-Una parte (1/4 del plato) para colocar el alimento proteico: elegir las carnes con poca grasa y cocciones sanas para cocinarlas: a la plancha o parrilla, al horno, cocido, papillota, vapor y evitar los fritos, enlucidos / empanados.

Puedes acabar con un pieza mediana de fruta por postre.

Cristian Didier
Ekke nutrición by Disanta

902 11 05 22

info@ekke.es

bool(false)
Quiero apuntarme