El Foam Roller es un complemento esencial para todas las rutinas fitness. Se trata de un rodillo de espuma circular que trabaja de manera efectiva en la recuperación muscular y libera tensiones en los llamados «puntos gatillos», zonas de contractura.

Su uso se aplica generalmente antes y después del entrenamiento, lo que permite activar la musculatura para emprender el ejercicio y luego reducir el dolor. El Foam Roller también se utiliza para tonificar el cuerpo con ejercicios de resistencia, equilibrio y fuerza. Por lo tanto es una herramienta ideal para modelar la figura.

Te proponemos algunos ejercicios con el Foam Roller

1. Aumenta la temperatura del cuádriceps movilizando el Foam Roller con rapidez.

2. Finaliza la activación del cuádriceps con una sentadilla con inestabilidad.

  1. Pasa el Foam Roller sobre la zona escapular, aumentando así su movilidad previo al esfuerzo.

4. Con la plancha frontal, activa el transverso del abdomen así como los estabilizadores de la cintura escapular.

5. El gran volumen del glúteo mayor obliga aumentar la intensidad con Foam Roller. Realiza el ejercicio primero con una pierna.

  1. Activa el glúteo de manera unipodal. Si te resulta complicado, lo puedes realizar con las dos piernas.

Técnico: Marc Rodríguez, fisioterapeuta y técnico de asesoramiento fitness.

902 11 05 22

info@ekke.es